EVOLUCIÓN HISTÓRICA

Formación de la Compañía Los Toritos

La Compañía de Teatro Experimental Los Toritos nació en Italia en 1999, como resultado de las investigaciones dramatúrgicas y experimentales realizadas por Daniel Fermani. El primer resultado de esta experimentación fue la puesta en escena de “Odisseus”, llevada a cabo en Roma en 1999, con las nuevas pautas surgidas de los laboratorios y de la investigación sobre la escritura dramática.
En el 2000 la compañía se transfirió a Mendoza, Argentina, medio más adecuado para profundizar y extender su investigación, y allí abrió su laboratorio experimental y prosiguió el trabajo con textos experimentales. Ese año ingresa a la compañía la actriz mendocina Florencia Duranti, quien junto a Luca Di Carlo y bajo la dirección de Fermani, realizan la obra “Renfield, vasallo del Conde Drácula.”, estrenada en julio de 2000.
Al año siguiente se incorpora a la compañía Mariana Mora, quien venia realizando los laboratorios experimentales con Fermani desde el 2000. Con esta tercera actriz incorporada a la compañía, ponen en escena la obra “Vidrio Laura Color Color No.”, estrenada en diciembre 2001.
Ese mismo año la Compañía Experimental Los Toritos se une al grupo de teatro La Rueda de Los Deseos y fundan el Centro de Investigación y Experimentación Teatral “Argonautas”. Allí ambas compañías, dictaban sus talleres de formación actoral, realizaban sus investigaciones teórica y los ensayos de sus obras.
En mayo de 2002 ingresa a Los Toritos, Paola Quiroga, quien fuera convocada específicamente para participar de la obra, que en ese momento, estaba preparando la compañía. Casi sin formación actoral previa, esta nueva integrante fue entrenada de modo intensivo en las técnicas de trabajo de Daniel Fermani, y de su compañía, logrando incorporarse de modo definitivo y estrenar en octubre de 2002 la obra “Tridimensional Magdalena”. Esta nueva producción se convirtió en uno de los trabajos más completos y fuertes de la compañía y significó su afirmación en el medio artístico de Mendoza como una compañía de teatro que trabaja de manera profesional y comprometida con la experimentación corporal y dramatúrgica de forma permanente.

Fundación del Teatro escuela La Casa de Asterión.

A fines de 2003 un gran cambio se produjo en el Centro de Investigación y Experimentación Teatral Argonautas; la Compañía Los Toritos, responsables de la parte de experimentación, deciden abrirse del proyecto para dar paso a un nuevo espacio.
Se produce entonces una fragmentación del proyecto original de investigación y experimentación, que derivó en “un beneficio para la comunidad”, pues a partir del 2004 existiría ya no un centro sino dos: por una lado el Centro Cultural y Espacio de Investigación Argonautas, a cargo de la Rueda de los Deseos y por el otro el Teatro Escuela la Casa de Asterión, a cargo de la Compañía Experimental Los Toritos, dirigida por Daniel Fermani.
Al decidir Los Toritos separarse del Centro Argonautas, Daniel Fermani director de la compañía, propuso a los integrantes del laboratorio de teatro experimental que dictaba unirse a un nuevo proyecto: ser parte de una escuela de teatro experimental en la que se brindaría una formación integral, igual a la que recibían en ese entonces lo integrantes de Los Toritos ( Florencia, Mariana y Paola) de modo particular, que incluía: entrenamiento físico a través de las artes marciales, entrenamiento vocal a través de técnicas vocales y canto sanador, formación actoral a través de los laboratorios de teatro experimental y laboratorios de historia del teatro y dramaturgia. Se convocó entonces a dos especialistas: Gustavo Días, miembro de la Escuela China de Artes Marciales y a Roxana Caparotta, Licenciada en canto. Quienes junto a Daniel Fermani, Lic. en literatura, Profesor, dramaturgo, y director de teatro, conformaron la planta estable de profesores del nuevo Teatro –escuela.
Inaugurada “La Casa de Asterión”, funcionó su primer año (2004) a puertas cerradas. Las tres actrices integrantes de Los Toritos, los laboratoristas ahora comprometidos con el proyecto Asterión y los tres profesores antes mencionados, trabajarían en conjunto y serían parte un TODO, sumando hasta ese momento 13 integrantes. Esto a modo de prueba y para sentar las bases de la formación integral que se brindaría en el Teatro Escuela.
Ese mismo año, la compañía (casi en su totalidad) viaja a Perú, para presentar la obra “Tridimensional Magdalena” y dictar laboratorios experimentales. Para cerrar el año, y como resultado del trabajo de los nuevos integrantes de la Compañía Los Toritos, es estrenada la Obra “Tangente Herodes”.

2005 un año de crisis y re definición del proyecto.

En el 2005 se abre el ingreso a todos los jóvenes que quieran ingresar a sus aulas para aprovechar todas o algunas de sus disciplinas, si bien cada una de ellas está íntimamente vinculada a las demás por la índole formativa que anima el espíritu de esta organización, en la cual se busca la integración de la persona desde todos los puntos de vista, sin descuidar el sentido espiritual que debe sustentar una concepción humana del arte.
Durante el transcurso del año ingresaron nuevos alumnos y esto sirvió para re definir la estructura organizativa de la institución, el modo de ingreso de los nuevos aspirantes y su permanencia en el Teatro Escuela.
Comenzaron a presentarse ciertas dificultades económicas para mantener la estructura del Teatro Escuela, con todos sus profesores, y de compromiso “artístico” con el proyecto en si. Surgen nuevos interrogantes en los miembros más antiguos y una nueva crisis comienza a manifestarse en teatro. Sin embargo, el trabajo teatral no se detuvo y en setiembre de ese año se estrena la obra “Argentina infierno siete”. Con esta producción en cartelera, son invitados nuevamente a presentarse en Lima, Perú. Cabe aclarar que los gastos de traslado corrían por cuenta personal de los interesados en viajar. Esto develó ciertas diferencias en el grupo, distintos niveles de compromiso a la hora de trabajar para conseguir el dinero y poder asistir a presentar la obra. Tal es así, que ese viaje lo realizaron solo dos integrantes del grupo: Daniel Fermani (director) y Paola Quiroga (actriz y asistente de dirección), no pudiendo presentarse la obra, dictaron un laboratorio de teatro experimental.
A partir de esta crisis, se re definió la estructura organizacional del Teatro Escuela “La Casa de Asterión”. Como primera medida se entendió que era necesario separar, como en un principio, la Compañía de Teatro Experimental “Los Toritos”, de la Escuela. Pues los actores pertenecientes a la compañía, que ya estaban comprometidos con el modo de ver el teatro y trabajar, eran perjudicados por un dinámica diferente, con un proceso mucho más lento y necesario que se producía entre los nuevos miembros del Teatro Escuela. La Compañía tenía un prestigio y un avance en el trabajo artístico que no debía descuidar a causa de problemas organizativos y de superviviencia del proyecto de Teatro Escuela del que estaba a cargo.
Esto fue muy importante para la organización, pues queda claro que quien ingresa al Teatro Escuela “La Casa de Asterión”, no necesariamente es parte de la Compañía, objetivo final de los aspirantes que coincidan con el modo de trabajo planteado en la escuela. Y para lo cual deberán permanecer un tiempo considerable y fortalecer su compromiso artístico. En ese proceso, quienes entiendan que no coinciden con el modo de trabajo, pues tomaran las herramientas que consideren válidas y seguirán su camino.

El 2006, ultimo año de la escuela.

Si bien durante el 2005 el teatro-escuela contó con la participación de especialistas en las diferentes áreas artísticas antes mencionadas, en el 2006, por razones económicas, dichos profesionales tuvieron que dejar de dictar sus clases. Quedando en funcionamiento sólo los laboratorios de teatro, historia del arte y dramaturgia, a cargo de Daniel Fermani, director y fundador del teatro- escuela, quien no recibe ningún honorario por sus enseñanzas.
Los alumnos de “La Casa de Asterión” se hacen responsables de su supervivencia, realizando un aporte económico mensual y encargándose del cuidado y limpieza de la misma. La enseñanza en “La Casa de Asterión” no tienen límite de tiempo, y cada uno de sus integrantes se podrá retirar de ella cuando considere que su formación ha sido completada y que posee las herramientas suficientes como para proseguir solo su camino en la sociedad.
Hasta agosto de 2006 “La Casa de Asterión” funcionó en calle Las Cañas 155 de Guaymallén, Mendoza. En octubre de ese mismo año se instala en un nuevo espacio, ubicado en calle Belgrano y H. Barraquero de Godoy Cruz, Mendoza. Lugar que por sus características físicas e históricas y por su excelente ubicación generó en el proyecto nuevas expectativas y ampliación de sus servicios. Así para el 2007 “La Casa de Asterión” se proponía funcionar como teatro y escuela de teatro, brindando además un espacio a las artes visuales y audiovisuales y a las letras (biblioteca y videoteca). Posibilitando de esta manera trabajos interdisciplinarios entre las distintas artes.
Sin embargo, a fines de diciembre de 2006, debido a problemas burocráticos y administrativos, a la falta de decisiones políticas (por parte de la Municipalidad de Godoy Cruz de Mendoza) en apoyo real a las actividades culturales propuestas por el grupo y los inconvenientes económicos sufridos por el mismo, se debió renunciar al proyecto del teatro- escuela, hasta encontrar nuevas fuerzas y oportunidades reales de llevarlo a cabo.
Durante sus 3 años de existencia, el teatro-escuela no recibió ayuda externa como sala o institución, si la compañía de teatro responsable obtuvo, durante ese período, el teatro-escuela no recibió ayuda externa como sala o institución, si la compañía de teatro responsable obtuvo, durante ese período, 3 subsidios otorgados por el Instituto Nacional de Teatro; dos de ellos en carácter de “Actividad de grupo”) y el tercero como “Estímulo a la calidad”. (2006 y 2007). Los mismos fueron utilizados para llevar a cabo las obras de la compañía, como así también el mantenimiento del teatro-escuela, lo que posibilita la investigación y experimentación del grupo.
Desde abril de 2007, la compañía “Los Toritos” realiza sus ensayos, y eventuales laboratorios abiertos, en el Centro Cultural Alicia Moreau de Justo, en Ciudad de Mendoza, donde cada integrante abona una cuota mensual por el uso del espacio.

Actividad Teatral 1999- 2008
Las obras, todas escritas y dirigidas por Daniel Femani (excepto Textos balbuceantes), que se han puesto en escena son:

Por Los Toritos:
1999 “Odisseus”, Roma.
2000 “Renfield, vasallo del conde Drácula”, Mendoza, Tucuman.
2001 “Vidrio Laura Color Color No”, Mendoza.
2002 “Tridimensional Magdalena”, Mendoza, Tucumán, Lima (Perú).
“Tempus”, Mendoza, Tucumán.
2004 “Tangente Herodes”, Mendoza.
2005 “Argentina infierno siete”, Mendoza, Bs. As.
2006 y 2007 “Tempus” nueva puesta, Mendoza.
2008 “Referente incesto”, Mendoza.

Por los laboratoristas de La Casa de Asterión:
2005 “Desde la alcantarilla”, Mendoza.
2006 “Textos balbuceantes”, Mendoza.

SITE IN UPDATE